SEREMI DE SALUD RECOMIENDA NO CONSUMIR SALMONES QUE SE ESCAPARON DE PLANTA DE BLUMAR

Tal como le contábamos, un corte en la Ruta Mocopulli, provincia de Chiloé, efectuaron pescadores artesanales de Aysén  debido a que el gobierno les redujo las cuotas de captura de Erizo

Esto se enmarca también en la situación ecológica que se prevé por el escape de una cantidad informada de salmones por parte de la empresa Blumar, en la comuna de Hualaihue, materia en que el  Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca) advirtió a la población que los salmones fugados desde el centro de cultivo de la empresa Blumar en la comuna de Hualaihue, región de Los Lagos, no son aptos para el consumo humano.

En este marco, la Seremi de Salud Scarlett Molt reiteró los llamados a no consumir los salmones capturados y revendidos, pues según informó la empresa estaban siendo sometidos a un tratamiento con antibióticos.

Reitero que se pueden producir daños graves a la salud y no se deben consumir salmones cuyo origen no sea conocido.

El florfenicol es un anti microbiano de uso exclusivamente veterinario. Al encontrarse los peces en tratamiento, no son aptos para el consumo humano, por lo que los salmones recapturados deben ser enviados a una planta reductora.

Recordar que la empresa atribuyó a  las condiciones climáticas  el hundimiento de 16 de un total de 18 jaulas de cultivo que mantenían 875.144 peces de la especie salmón del Atlántico, con un peso promedio de 3,828 kilos.

Distintos especialistas han advertido que los escapes de salmones tienen un gran impacto ecológico, ya que, al ser especies introducidas de forma artificial, no poseen depredadores naturales. Son animales carnívoros y las poblaciones de especies nativas bajan al ser depredadas por los salmones ya que compiten por el espacio y la alimentación e incluso devoran a los peces de la zona.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *