CONGRESO APRUEBA REEMPLAZAR SENAME CON NUEVA INSTITUCIONALIDAD

Luego que el congreso nacional aprobara el proyecto de ley que pone fin al Servicio Nacional de Menores, el presidente Sebastián Piñera señaló que uno de los objetivos de esta iniciativa, impulsada por el mismo, es preocuparse de las necesidades de los niños, en el que su salud, incluyendo salud mental y sus necesidades educativas sean el motor principal para que puedan volver en plenitud a la sociedad.

El primer mandatario agregó que esta nueva modalidad tendrá una protección “integral” de los menores, junto a sus familias.

“La familia tiene que ser parte de este proceso de protección y resguardo de nuestros niños”, y el cierre de los CREADS, para ser reemplazados por Residencias familiares, o familias de acogida, “para que los niños puedan vivir en un ambiente más hogareño, más acogedor”, con la correspondiente fiscalización.

En este contexto la Seremi de Desarrollo Social y Familia, Soraya Said, valoró la aprobación del Congreso del proyecto de ley que permitirá la creación de un nuevo Servicio Nacional de Protección Especializada a la Niñez y Adolescencia, el que, junto con el Servicio Nacional de Reinserción Social Juvenil, busca reemplazar al actual SENAME.

El nuevo Servicio Nacional de Protección Especializada a la Niñez y Adolescencia, que reemplazará al actual SENAME en su parte de protección, forma parte de un compromiso adoptado por el Presidente Sebastián Piñera en su programa de gobierno, y da cumplimiento al menos 40 de las 94 medidas del Acuerdo Nacional por la Infancia al que convocó el mandatario a inicios de su segundo gobierno.

Según lo que se señaló desde el ministerio de desarrollo social, la creación del Servicio de Protección de la Niñez no es solo un cambio de nombre, es mayor supervisión y fiscalización; mayores exigencias al personal público y privado; un presupuesto adicional de 40% más respecto de SENAME en su área de protección; un enfoque familiar; mejoras respecto de la oferta programática; descentralización y mucha mejor coordinación.

Dentro de los principales cambios que incorpora este nuevo Servicio están una mayor supervisión y mejor fiscalización, mayores exigencias al personal público y privado, presupuesto adicional (40% más respecto de SENAME en su área de protección), enfoque familiar, mejoras respecto de la oferta programática, descentralización y mejor coordinación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *