DESPUÉS DE 47 AÑOS CORTE SUPREMA CONDENÓ A SUBOFICIAL (R) DE CARABINEROS POR HOMICIDIOS CAMINO A PELLUCO EN 1973

La Corte Suprema condenó al suboficial en retiro de Carabineros Isidoro Miguel Azócar Andrade a la pena de 5 años y un día de presidio, por su responsabilidad en los homicidios calificados de Dagoberto Segundo Cárcamo Navarro, José René Argel Marilicán, Carlos Mansilla Coñuecar, Jorge Melipillán Aros, José Armando Ñancumán Maldonado y Adolfo Omar Arismendi Pérez, ejecutados en el camino entre Puerto Montt y Pelluco, el 18 de octubre de 1973.

El ministro de fuero Álvaro Mesa Latorre establecio que  el bando N°15  emitido por el Jefe de Zona  del Estado de sitio Llanquihue y Chiloé,  General de Brigada Aérea Sergio Leigh Guzmán,el 16 de Septiembre de 1973 establecia que  ‘Todas aquellas personas que en actitud suicida e irresponsable opusieren resistencia armada al nuevo Gobierno de los chilenos, representados por las Fuerzas Armadas y Carabineros, serán objeto de un ataque definitivo por parte de los efectivos militares y de Carabineros. Los que fueren tomados prisioneros serán fusilados de inmediato.

LOC… En este marco, en la madrugada del 18 de octubre de 1973 una patrulla de funcionarios de dotación de la Segunda Comisaría de Carabineros  sacó de esa unidad policial a Dagoberto Segundo Cárcamo Navarro, José René Argel Marilicán, Carlos Mansilla Coñuecar, Jorge Melipillán Aros, José Armando Ñancumán Maldonado y Adolfo Omar Arismendi Pérez, que permanecían allí detenidos, trasladándolos en vehículos motorizados hacia inmediaciones del camino hacia el balneario Pelluco; en un momento dado se detuvieron, los hicieron descender del móvil y bajo la orden del Capitán Miguel Onofre Vidal Vidal, procedieron a dispararles provocándoles heridas, ya sea en el cráneo, cara, tórax o abdomen, las que les provocaron la muerte. Recogieron los cadáveres y los depositaron en la morgue de la ciudad.

Ese mismo día se informo públicamente que  los ejecutados habían sido sorprendidos en la calle y que habían atacado a los carabineros y que los muertos  eran delincuentes, con nutrido prontuario penal, lo que resulto ser falso.

Dagoberto Segundo Cárcamo Navarro, José René Argel Marilicán, Adolfo Omar Arismendi Pérez, Jorge Melipillán Aros, José Armando Ñancumán Maldonado y Carlos Mansilla Coñuecar, fueron ejecutados en la ciudad de Puerto Montt por una patrulla integrada por funcionarios de dotación de la Segunda Comisaría de Carabineros que obró bajo las órdenes del Capitán Miguel Onofre Vidal Vidal y depositaron luego los cadáveres en la Morgue de la misma ciudad citada».

En el aspecto civil, se condenó al fisco a pagar una indemnización total de $280.000.00 (doscientos ochenta millones de pesos) a familiares de las víctimas.

La Corte rechazo una serie de argumentos de la Defensa, como por ejemplo la Prescripción, basada en los acuerdos internacionales suscritos por el Estado Chileno, en defensa de los derechos humanos básicos defendidos por la legislación a nivel internacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *