CORTE SUPREMA MANTIENE FALLO QUE RECHAZA DEMANDA POR ENFERMEDAD PROFESIONAL DE BUZO

La Corte Suprema declaró inadmisible el recurso de unificación de jurisprudencia deducido en contra de la sentencia que rechazó la demanda de indemnización de perjuicios por enfermedad profesional de buzo en contra de las empresas salmoneras, en las que trabajó desde 2007.

En fallo unánime (causa rol 6.837-2021), la Cuarta Sala del máximo tribunal –integrada por los ministros Gloria Ana Chevesich, Andrea Muñoz, Hernán González y las abogadas (i) Leonor Etcheberry y María Cristina Gajardo– desestimó el recurso especial, tras establecer que la sentencia impugnada, dictada por la Corte de Apelaciones de Puerto Montt, no se pronuncia sobre la materia de derecho que se pretende unificar,

«Que la sentencia impugnada desestimó el arbitrio en cuanto se fundó en el artículo 477 del Código del Trabajo, teniendo en consideración que ‘en forma previa al análisis de las causales de nulidad formuladas, es necesario dejar constancia de dos errores contenidos en el recurso y que tienen una relación sustantiva: a) El primero, al fundamentar la primera causal de nulidad, sosteniendo que el considerando 14º de la sentencia al acoger la excepción de prescripción ha establecido como fecha de término de la relación laboral el 20 de julio de 2020. En cambio, lo que estableció esa sección del fallo recurrido es que ‘la relación laboral terminó en el mes de Junio 2009, con la suscripción del correspondiente finiquito’; b) El segundo, consiste en plantear en la conclusión de las peticiones concretas contenidas en el recurso, la solicitud a esta Corte de dictar una sentencia de reemplazo en la que acoja la demanda y establezca una condena al pago de indemnizaciones de perjuicios, en contra de las empresas Servicios Acuícolas Bibeser y Frio Sur Limitada, que no son parte del presente litigio, y respecto de quienes el propio recurso manifiesta haber alcanzado un avenimiento'», sostiene el fallo.

La resolución agrega: «Que, hecho el análisis que imponen las normas mencionadas en el considerando segundo, aparece que el recurso, en los términos planteados, no podrá prosperar ya que en el fallo que lo motiva, como se advierte, no existe pronunciamiento sobre la materia de derecho respecto de la cual se pretende la unificación de jurisprudencia».

«Que la conclusión anterior no es enervada por el hecho que la sentencia impugnada, luego de desechar el recurso por un defecto formal, y por vía de un argumento obiter dicta –es decir como fundamento subsidiario o mayor abundamiento–, manifieste opinión que podría relacionarse con la materia de derecho propuesta, desde que tal pronunciamiento no fue formulado de manera principal, por lo mismo no tuvo influencia sustancial en lo dispositivo del fallo, siendo, entonces, para los efectos del presente recurso, irrelevante lo que se diga sin perjuicio, o de manera complementaria del argumento principal», concluye.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *