PROFESIONALES DE LA SALUD PERTENECIENTES A APSIN CHILE, HACEN LLAMADO A QUE EL ESTADO ANALISE OFICIALMENTE EFECTOS ADVERSOS DE LA VACUNACIÓN CONTRA EL COVID 19

A lo largo de toda esta pandemia de coronavirus, declarada por la organización mundial de la salud, han salido a la luz diferentes perspectivas de lo que aquí sucede, destacando una disidencia que ha sido acallada por los medios de comunicación y por el discurso oficial.

En febrero de este año, el gobierno de Chile comenzó la implementación de un esquema de vacunas, las cuales están destinadas a combatir esta pandemia. Estas fueron aprobadas en carácter de urgencia por el Instituto de Salud Pública, para su distribución, pese a que se encontraban en FASE 2b de investigación. En consecuencia, varios profesionales del área postularon sus dudas frente a esta determinación, ya que los estudios longitudinales para la aprobación de una nueva vacuna, abarcan aproximadamente entre 15 a 25 años para poder ser aprobadas, lo que no sucede en esta oportunidad.

Luego de las advertencias que varios profesionales de la salud intentaron esclarecer, nació un organismo que, desde agosto de este año a la fecha, ha realizado esfuerzos para poner en evidencia lo peligroso que puede conllevar la aplicación de estas nuevas tecnologías (ARNm) en el tiempo.

APSIN Chile, o agrupación de profesionales de la salud e investigadores independientes se creó con la finalidad de poder evidenciar los efectos adversos que son producidos por estas vacunas.

Uno de sus miembros, Marlene Henríquez, Ingeniero en biotecnología Molecular, señaló a radio Reloncavi que son más de 100 los profesionales del área que están participando, y su gestación se debió a la solicitud que se le hizo al ministro Enrique Paris de detener la vacunación en menores de edad, dada la evidencia científica que existe y que no avala la seguridad de estas.

Marlene indicó que uno de los pasos importantes dentro de la validación de un nuevo medicamento es la fármaco vigilancia, con la cual se puede constatar si se presentan o no efectos adversos, además de clarificar la seguridad y eficacia de este nuevo medicamento.

En cuanto a estos efectos adversos propiamente tales, se han podido distinguir los efectos trombóticos de las vacunas, inflamaciones cardiacas, que provocan miocarditis y pericarditis en personas sanas, además de síndrome de Guillan Barre, artritis reumatoide, alteraciones menstruales, pérdida de conciencia, accidentes cerebro vasculares, entre otros.

Junto con esto se señaló que en algunos casos, posterior a la vacunación, se han presentado casos de depresión, lo cual es algo nuevo para estos profesionales.

Por su parte, María Antonieta Mujica, químico farmacéutico y también miembro de APSIN comentó que todas las dudas que salieron a la luz con este proceso de vacunación, fueron producto de la rapidez con que se implementó.

Mujica ratificó que el organismo encargado de determinar si este tipo de situaciones son o no atribuibles a la vacunación es el Instituto de Salud Pública, por lo que es de suma importancia que estos eventos sean reportados de manera inmediata para hacerles un seguimiento.

SIN DEBATE CIENTÍFICO

Uno de los aspectos negativos de toda esta crisis sanitaria, según comentan las profesionales de APSIN, es que no se ha permitido la disidencia, además de que tampoco se ha fomentado el debate científico, con la idea de poder generar mayores espacios de conversación e investigación, con el fin de prevenir de manera más eficaz a la población.

Desde APSIN existe el cuestionamiento hacia el resto de los profesionales del área, ya que se han mantenido al margen ante este tipo de situaciones, generando aún más desconfianza.

María Antonieta Mujica, Químico Farmacéutico y perteneciente a este organismo, indicó que los profesionales del área deben comenzar a observar estos hechos, ya que la evidencia está presentándose, con todos estas personas que muestran efectos posteriores a su vacunación.

Por su parte, Marlene Henríquez, ingeniero en biotecnología Molecular indicó que la actual situación es compleja, ya que existe un número importante de profesionales de la salud que no están percatando de estos efectos, y que de plano no son relacionados con la vacunación.

La profesional de APSIN señaló que uno de los puntos importantes para poder generar un cambio en la situación actual,  es que la comunidad se informe de que es lo que están recibiendo.

Además hay que considerar que las empresas farmacéuticas que crean y distribuyen estas vacunas, previo a la llegada al país, firmaron un convenio con el estado de Chile, donde se les exenta de toda responsabilidad en cuanto a posibles implicancias que pudiera haber posterior a la vacunación.

Junto con esto, el propio ISP emitió un comunicado, donde se especifica que el estado no se hace responsable de las consecuencias en los pacientes, y que sólo el personal sanitario cuenta con un seguro que lo protege en el caso de que hayan efectos adversos, lo cual está establecido dentro del código del trabajo, y que se clasifica como accidente laboral.

5 comentarios en “PROFESIONALES DE LA SALUD PERTENECIENTES A APSIN CHILE, HACEN LLAMADO A QUE EL ESTADO ANALISE OFICIALMENTE EFECTOS ADVERSOS DE LA VACUNACIÓN CONTRA EL COVID 19

  1. La vacunación es tema importante, debido a muchísima información a nivel mundial que habla del peligro y daño al ser humano que ella implica.
    #NOALAVACUNA

  2. Estimados, conozco ya varios casos de personas que han tenido graves consecuencias a raíz de la vacuna, mi ex marido después de la primera dosis cayó gravísimo a la clínica, mi cuñada después de la tercera dosis comenzó con dolores de cabeza tremendos, sufrio un problema cerebral y falleció a los tres días, el nieto de una amiga de 14 años le pusieron la segunda dosis un niño sano, y cayo gravísimo al hospital con problemas renales y pulmonar, su cuerpo se hincho en el lado que pusieron la vacuna y se puso morado, hoy aún sigue grave y tuvieron que comprar una inyección a eeuu para contrarrestar el efecto de la vacuna anticovid. Yo soy una dicidente.

  3. Es triste que pese al esfuerzo de los doctores que aún tienen ética profesinal, ignoren todo el trabajo que han hecho y las autoridades continuen con esta masacre, claramente no están buscando el beneficio de la población sino el del propio bolsillo con los contratos millonarios ya firmados y con grandes farmacéuticas instalándose en Chile, antes se vendían los recursos, pero ahora se vendió a la gente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *