Crisis en Perú: Presidente disolvió el Congreso y luego fue detenido

  • Pedro Castillo anunció que convocaría a elecciones para que un nuevo Parlamento y que elaboraría una nueva carta magna. Acto seguido, todas las fuerzas políticas peruanas rechazaron el Golpe de Estado y el ahora ex Presidente fue detenido.

El presidente de Perú, Pedro Castillo anunció este miércoles la disolución del Congreso de la República, y la instalación de un “Gobierno de emergencia excepcional” orientado a “restablecer  el estado de derecho y la democracia”. 

En un mensaje dirigido a la población, el mandatario aseguró que se realizarían nuevas elecciones del Congreso y que se comenzaría un proceso constituyente para contar con una nueva Carta Magna para el país. 

“Convocaremos en el más breve plazo a elecciones para un nuevo Congreso con facultades constituyentes para elaborar una nueva Constitución en un plazo no mayor de nueve meses. A partir de la fecha y hasta que se instaure el nuevo Congreso se gobernará mediante decretos ley”, señaló Castillo. 

El paquete de medidas incluía además un toque de queda a nivel nacional desde las diez de la noche de hoy hasta las cuatro de la mañana del jueves y la “reorganización” el Sistema de Justicia, entre otros anuncios. 

En el mismo mensaje, Castillo agregó que comunicaría a la Organización de Estados Americanos (OEA) esta decisión. “Llamamos a todas las instituciones de la sociedad civil, asociaciones, rondas campesinas, frente de defensa y a todos los sectores sociales a respaldar estas decisiones(…). Estamos comunicando a la OEA la decisión tomada”, señaló.

Sus anuncios, se encontraron con el rechazo en diversos sectores del mundo político, e incluso de su propio partido, desde donde el presidente de Perú Libre, Vladimir Cerrón, calificó de “golpe de Estado en marcha” la acción. De hecho, al menos cinco parlamentarios presentaron su renuncia casi inmediatamente luego de que Castillo se dirigiera al país, informándolo a través de la red social Twitter. 

Asimismo, el jefe del tribunal constitucional llamó a la población a no acatar el toque de queda anunciado por Castillo, explicando que se trata de una medida inconstitucional e ilegal. “Nadie le debe obediencia a un Gobierno usurpador”, enfatizó. 

Además, al menos dos embajadores clave, pertenecientes a la OEA y la ONU también  anunciaron su dimisión, a quienes se sumó el equipo de comunicaciones y de asesores de la Presidencia.

Fuerzas Armadas

Tras el anuncio, las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional de Perú comunicaron que no acatarían la orden del Presidente Pedro Castillo de disolver el Congreso y se cuadraron con el Poder Legislativo. Mediante un comunicado, estas instituciones junto a la policía señalaron que «son respetuosas del orden constitucional establecido: el Artículo 134 de la Constitución Política establece que el Presidente de la República está facultado para disolver el Congreso, si este ha censurado o negado su confianza a dos Consejos de Ministros».

Así, las FF.AA. y la Policía se sumaron al Tribunal Constitucional y varios los ministros renunciaron al Gobierno.

Detención

Luego de las declaraciones del ex Presidente Castillo, el Congreso votó a favor de la moción de destitución en su contra, por lo que Policía Nacional de Perú (PNP) detuvo a Castillo.

A través de su cuenta de Twitter, la institución compartió una imagen que muestra al ahora ex gobernante con el rostro protegido en un cuartel policial, pero luego borró la publicación.

Tras la detención, la Fiscalía de la Nación confirmó que la detención del ex presidente fue por el presunto delito de rebelión y por quebrantar el orden constitucional. Además informó que se realizó a Castillo el reconocimiento médico legal sobre su estado de salud actual, a cargo del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses del Ministerio Público.

Compartir en Redes Sociales...

EL CLIMA EN PUERTO MONTT

Data from Tiempo3.com

Covepa